top of page

Mentalidad para no ir en la empresa como pollo sin cabeza.

Actualizado: 9 dic 2018


 

Desde la perspectiva del gerente o director general, DIRIGIR es encaminar la acción, es “navegar con rumbo a un destino”. Desde la perspectiva de cualquier otro trabajador con responsabilidad [directiva], dirigir debería ser hacer posible la navegación organizando las actividades, los recursos y las personas en su función específica (finanzas, comercial, servicio al cliente, operaciones, recursos humanos, desarrollo, …).


Es obvio por tanto que la dirección general y el resto de responsables funcionales deben trabajar hacía el mismo destino o propósito pero lo cierto es que en la realidad empresarial que nos rodea me cruzo con frecuencia la siguiente reflexión: “vamos como pollos sin cabeza”.

¿Qué ocurre entonces?


¿Ausencia de dirección general o liderazgo?, ¿falta de alineamiento con unos objetivos bien definidos?, ¿falta definir el rumbo?, ¿no hay buena comunicación?, ¿ausencia de procedimientos estandarizados?, ¿carencia de herramientas de trabajo o inadecuadas?...


Sinceramente no lo sé, supongo que dependerá de cada caso. Lo que si tengo comprobado es que estos motivos son en realidad defectos provocados por un recurrente error de origen. Siempre falta PENSAMIENTO EMPRESARIAL y este es para mí el gran desafío a perfeccionar en las empresas.


No confundir error con defecto. El error es la acción que ocasiona el defecto. Por lo que es más lógico identificar la causa antes de que surjan los defectos resultantes.

¿Y a qué me refiero con pensamiento empresarial?, a la mentalidad que siempre tiene un empresario (no siempre presente en un emprendedor) pero que con bastante menos frecuencia se encuentra en trabajadores con responsabilidad directiva. Y por supuesto difícil de encontrar en el resto de trabajadores.

Mientras que todo empresario sueña y plasma el sueño en un plan, el (buen) directivo se hace responsable del cumplimiento de tareas por parte de la gente que trabaja en su equipo y los evalúa pero es fácil que se salga del rumbo por no compartir el mismo destino. Con frecuencia es fácil que no sueñen con lo mismo.


Para conseguir equilibrar las diferencias de mentalidad empresarial, lo primero es subir al autobús a las personas adecuadas para garantizar como premisa el cumplimiento de la visión o sueño. Al igual que es absurdo intentar que un submarino vuele, es improbable que una persona sin mentalidad empresarial persiga el propósito institucional. De ahí la importancia de un buen plan de selección y también de renovación del equipo cuando sea necesario y posible.


Así es, en cualquier faceta de nuestras vidas, siempre elegimos estar rodeados de personas con igual o parecida mentalidad a la nuestra porque de lo contrario es más fácil que se generen continuamente discusiones de todo tipo. No estoy diciendo que lo recomendable sea rodearnos de gente idéntica a nosotros. Como en su día dijo Thomas J.Watson, Jr., expresidente de IBM:


“Nunca he dudado en ascender a alguien que no me gustaba. El trabajador cómodo – el chaval majo con el que te gusta ir a pescar – es un fracaso. En cambio, he buscado a esos tipos listos, duros, bruscos, casi desagradables que ven y cuentan las cosas como realmente son. Si tienes suficientes tipos de estos a tu alrededor y tienes suficiente paciencia para escucharlos, tu capacidad de desarrollo es ilimitada”


Después hay que trabajar de diversas formas el Pensamiento Empresarial. De nada sirve rodearse de los buenos si no se potencia su mentalidad empresarial para así empatizar y estar alineados al propósito compartido.


Pero no de cualquier forma. La formación es una medicina preventiva y muy suave; bien concebida ayuda a que personas normales consigan logros inimaginables, tanto en el campo de los conocimientos como de las actitudes”. Lo he comprobado en primera persona gracias en cientos de jóvenes y no tan jóvenes en ITAE, Escuela de Negocios.


Pero fíjense que recalco las dos palabras de “bien concebida”. Me refiero a que la formación es inútil si no se aplica la metodología adecuada en el contexto o situación concreta.


En CUADRADO Dirección aplicamos un modelo de aprendizaje de gestión que denominamos REUNIONES PRIVADAS DE FORMACIÓN en las que se equilibran entre todos los participantes con vinculación a la empresa, las que creemos son las tres claves de un aprendizaje 100% útil: 


  1. Suma de experiencia acumulada entre todos los que participan, y aplicada en el contexto de la ocasión.

  2. Aterrizaje en la realidad de la empresa. En cada reunión se preparan a medida los contenidos utilizando la información REAL operativa, económica y financiera de la empresa para que el aprovechamiento del entrenamiento sea útil desde el primer día.

  3. Metodología pedagógica adecuada a la ocasión. El método del caso bien aplicado tal como lo define HARVARD por ejemplo es fantástico sobre todo en programas formativos de larga duración pero no siempre se le saca todo su potencial y está demostrado que es mejor utilizar otros métodos didácticos.



Beneficios derivados de esta experiencia de capacitación son, entre otras:


  • La empresa, el empresario o la propiedad, debe articular una visión sobre lo que hay que hacer y en estas reuniones se consigue trasladar a las personas claves.

  • Se adquieren y mejoran conocimientos empresariales para la acción directiva: comercial aprende finanzas, producción consigue empatizar con finanzas, recursos humanos entiende a la dirección general y viceversa, etc.

  • Se entrena la responsabilidad de tomar decisiones.

  • Se practica la manera de realizar reuniones de equipo eficaces que en ocasiones se formalizan en comités de dirección que antes no existían.

  • Las medidas que hay que implementar surgen casi siempre en el seno de la empresa y las reuniones privadas es un lugar ideal para que surjan ideas de aplicación inmediata.

En la empresa, antes de innovar en procesos o en productos es necesario innovar en PERSONAS, adquiriendo OFICIO DIRECTIVO para conseguir todo lo que nos propongamos.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page