top of page

Dime qué le CRITICAS a Arturo y te diré que le MOTIVA

Arturo es tu empleado al que criticas porque hay algo de él que no te gusta.



También puede ser tu jefe, tu socio o cualquier otra persona con la que convivas en la empresa en la que trabajas o para la que trabajas.


Es muy probable que no le conozcas tanto como crees y que Arturo valore en la vida cosas diferentes a lo que tu valoras por eso tienes una imagen parcialmente equivocada de él. Supongamos que eres el jefe de un buen trabador llamado Arturo. Si quieres ser buen jefe es necesario que sepas interpretar una crítica hacía él porque la solución a la falta de compromiso, al mal clima laboral o a la política de incentivos y de retribución entre otros posibles problemas de factor humano en la empresa depende de ello.


En este artículo te doy pistas de qué le motiva a Arturo para que tengas la información que te ayude a crear estrategias de éxito con él (y en la empresa). Ya sea motivándole para fidelizarlo, reubicándole, promocionándole o invitándole a marcharse. Te sorprenderá saber qué hay en muchas ocasiones detrás de una opinión subjetiva y podrás crear un plan para motivar a la gente en el trabajo, mejorando en definitiva el clima laboral y la atmósfera que se respira.


Es lógico que los empresarios quieran tener en sus empresas a gente más que implicada. Es decir, gente que trabajen no solo involucrados con la causa, además que derramen esfuerzos en cualquier momento. Esto sólo se consigue con compromiso lo cual está vinculado a la satisfacción en el puesto de trabajo. Durante tiempo he creído que la mejor forma de motivarse en el trabajo era no dejarse desmotivar en cualquiera de sus formas. Mi mentalidad ha estado muy limitada durante años. Y es que vengo comprobando en las empresas a las que ayudo que una persona necesita cumplir 2 cosas para estar motivada de forma permanente.


1. DISFRUTE. La primera está relacionada con que a la persona le resulta significativo en la vida, lo que valoriza. Después de años, Arturo se levantará dispuesto a ir al trabajo si su posición o puesto le sigue dándole algo no material con lo que disfrute. Obvio si, frecuente no. Hay sólo 6 motivadores y cada persona tiene dos o como mucho tres fuertes que le llenan. Son los que le hacen contentarse porque le ayudan a alcanzar “su legado” o propósito de vida y mal comenzamos si la propia persona no los auto reconoce.


2. RECHAZO. La segunda tiene que ver con lo que Arturo rechaza de manera fuerte ya que eso despertará en él una fuerza opuesta que le propulsará con mucha energía. Por ejemplo, si rechaza trabajos poco o nada innovadores, le motivará estar en empresas en donde pueda desplegar dosis de creatividad cuestionando muchas cosas.


Otro ejemplo, Arturo, por encima de cualquier otra circunstancia tiene la firme creencia de querer trabajar en una empresa líder en su sector pero al mismo tiempo no se siente cómodo cuando le proponen ser el número uno o director del equipo. No lleva bien ser protagonista ni tener un nivel alto de estatus individual y por tanto lo rechaz. No desea desde lo más profundo de su interior ser el director de orquesta. Sin embargo su jefe, reconociendo su valía técnica, le elige para serlo. Arturo podrá aceptar el puesto pero es cuestión de tiempo que no quede fidelizado en esa posición. Este ejemplo resume el por qué hay empresarios brillantes que no son conocidos cuyas organizaciones son magníficas. Estas personas en realidad no valoran ser reconocidos ocupando posiciones de poder aunque si les impulsa colaborar para conseguir organizaciones fabulosas.

La clave está en las creencias. Lo principal es conocer aquellas causas concretas en las que cada persona cree (conseguir la mejor empresa, crear un legado artístico, ser investigador, vivir en un entorno determinado, etc) y a partir de ahí descubrir de esa persona con qué disfruta y qué rechaza con gran fuerza. El disfrute y el rechazo detonan la iniciativa personal para alcanzar dichos principios o causas.

El siguiente listado muestra las 12 críticas o juicios de valor típicos con los que habitualmente me encuentro en un entorno laboral y el interés principal (valor real) que es fácil que posea la persona criticada muchas veces de manera equivocada


Antes, piensa en una persona en particular con la que tengas en este momento una relación profesional algo tensa y elige del siguiente listado sólo las 2 críticas más comunes que hagas sobre él o ella para acercarte con precisión a los motores principales que le mueven. La combinación de ambos valores definirá con precisión los intereses reales de la persona criticada subjetivamente.


GRUPO DE CRÍTICAS SUBJETIVAS

(JUICIO DE VALOR)


¡ Arturo es …


1un “trepa” o ambicioso desmedido !


Le motiva ante todo tener control de su libertad, y permanecer en una posición reconocida y ganadora mientras trabaja duro para alcanzar aquello en lo que cree. Valora el reconocimiento que hagan de su labor.


Le desmotivará tocar techo, no tener opciones de promoción, estar siempre en un mismo estatus.


2un ”pesetero”, que sólo le mueve el dinero !


Valora ante todo la productividad y conseguir rendimiento por lo que hace. Obtener resultados después del esfuerzo y que estos sean recompensados económicamente.


Le desmotivará conseguir resultados (al menos desde su perspectiva ) y que no sean incentivados “justamente”.


3… un conformista que no tiene iniciativa ni madera de líder !


No se ve cómo un líder protagonista y prefiere apoyar con fuerza la causa en la que cree apoyándola cómo segundo (en la sombra) junto a un jefe que le necesite.


Le desmotivará ser el director de la orquesta en las decisiones ordinarias sobre todo si no domina el entorno funcional.


4… un “derrochador” de recursos, de tiempo o ambas !


Trabajará sin límites en aquello que viene bien para lograr la causa que persigue pero, lo hace sin pensar en términos de productividad porque valora personalmente poco el dinero y por eso es fácil que no perciba la existencia de un desperdicio.


Le desmotivará imponerle un alcance o tipo al trabajo que tiene que realizar o ser juzgado por su ineficiencia.


5… un teórico o crack “sabelotodo” que no aplica bien casi nada !


Ama adquirir Conocimientos necesarios y aplica recursos sin límites para adquirirlos si considera que vienen bien al trabajo que tiene que hacer. Sin embargo, aprende sin cesar también aquellos conocimientos innecesarios para el trabajo que desempeña porque en realidad lo que le motiva es la indagación, el descubrimiento y la investigación para llegar a alcanzar aquello en lo que cree aunque eso le lleve a perderse en la teoría sin que le dé el adecuado enfoque práctico.


No estará cómodo con personas subjetivas que no demuestren o prueben sistemáticamente lo que opinan y el no tener oportunidades nuevas de aprendizaje, por ejemplo quedarse estancado sin que el puesto le aporte nuevos conocimientos.


6… un “artista” estético nada funcional que sólo le gusta aparentar !


Lo que le pasa es que Ama permanecer en un lugar bonito (en su particular concepto de belleza) por muy poco funcional o práctico que sea ese entorno. Al ver un árbol pensará en la belleza natural y es fácil que se compre un sillón de diseño por incomodo que sea.


No es buena idea romperle el entorno que le genera armonía y belleza, por ejemplo cambiando los documentos que tenga ordenados a su manera o colocando mesas feas de trabajo (para él)


7… un desorganizado que trabaja en un lugar caótico !


Antepone por encima de cualquier otro entorno un lugar que le resulte práctico y funcional por muy caótico que para ti sea. Valora tener cerca las cosas aunque eso le suponga tener una mesa o estantería desordenada. Al ver un árbol pensará (si es que se para a pensarlo) en el uso de la madera. Y la silla en la que se sienta ha de ser práctica aunque esté deteriorada.


Le desmotivará imponerle un entorno de trabajo que anteponga lo estético a lo funcional. Si coloca el abrigo en el respaldo de la silla en lugar de en una percha, volverá a hacerlo aunque lo trates de evitar.


8… de bueno, tonto !

Le motiva ayudar a todo el mundo sin pararse a pensar porqué tiene que ayudarles ni esperar un beneficio personal de la situación.


No llevará bien cuando sienta que la empresa antepone los resultados al bien de las personas.


9…un interesado e injusto con unos y justo con otros !

Cuando necesita algo ayudará sin límites sólo a las personas que contribuyen a conseguirlo y lo hará dejando a un lado lo emocional de la relación. No piensa en la equidad o igualdad cuando tratar de alcanzar un beneficio personal.


Se desmotivará cuando perciba que una persona no le ayuda a alcanzar sus propios intereses o intencionalidades.


10… un probador que opina subjetivamente !

Seguramente a ti, como buena persona intelectual, te motiva indagar en datos y demostrar, y estás criticando subjetivamente a una persona intuitiva que le motiva aprender de otra forma, con experiencias que le aporten conocimientos selectivos que pueda aplicar en su trabajo.


Llevará mal no poder vivir experiencias que le aporten conocimientos útiles o formarse en algo que no necesita para alcanzar su propósito.


11… un testarudo que lleva mal el cambio de métodos !

No es que sea terco, sólo que le motiva preservar su modelo de trabajo porque tiene comprobado que es un sistema que le funciona bien. Cambiar su sistema de trabajo no entra nunca en sus causas o intereses conservadores.


Se desmotivará cuando le imponen un cambio de sistema o método de trabajo.


12… el anti sistema que lo cuestiona todo !

Para alcanzar su propósito en la vida se motiva con diferentes maneras de proceder, nuevas ideas y nuevas maneras de trabajo.


Se desmotivará ante la falta de oportunidades para probar nuevos métodos o maneras de trabajar.



José Manuel Cuadrado

Me dedico a optimizar el funcionamiento de las empresas acompañando en el oficio directivo y soy asociado de TTI Success Insights, líder mundial en reconocimiento del talento profesional.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page